Consumidoras comienzan a testear en CERIA

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) inició ayer y hasta el día 8 de julio una serie de sesiones de pruebas en las que personas consumidoras y clientes de cerámica van a poder realizar por sí mismas pruebas en CERIA, un sistema expositivo inteligente cuyo propósito final es la digitalización de las tiendas cerámicas.

CERIA, que realizó la presentación de su primera fase el pasado mes de febrero durante el certamen ferial CEVISAMA 2020, ha iniciado ahora otra segunda etapa en la que las personas y clientes tienen su papel a la hora de interactuar con el dispositivo, siguiendo la metodología del design thinking, uno de cuyos principios es actuar junto al consumidor. En este caso, se está procediendo en estos días a validar conjuntamente el prototipo físico y su funcionalidad en un entorno simulado, teniendo en cuenta la usabilidad de la pantalla principal y realizando las adaptaciones necesarias según las evaluaciones posteriores obtenidas tras los tests realizados por 20 personas (en este caso mujeres) que abordarán distintos casos o situaciones de compra, siendo sus opiniones tenidas en cuenta a la hora de redefinir diseño, funcionalidades, usabilidad, y todo aquello que manifiesten que puede mejorar el sistema expositivo CERIA.

Tras esta fase, la conclusión será llevar a cabo un prototipo de tienda digital cerámica. CERIA es la continuación del gran proyecto CEBRA +, cuyo objetivo es la adopción de la estrategia 4.0 en toda la cadena de valor del sector cerámico, desde la fabricación a la venta y está enmarcado en el subproyecto DATAKER-PROMOCION. Cuenta con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la GVA y con la colaboración de las empresas COLORKER, AZTECA y FUSTECMA.

Más sobre CERIA, la tienda digital cerámica

El objetivo del proyecto es generar un concepto global, a modo de tienda digital cerámica, basado en un proyecto precedente implantando una serie de mejoras sustanciales.

Tras el desarrollo del primer expositor inteligente del sector cerámico, el ITC pretende, desde CERIA y, a partir de unas hipótesis previas ya definidas, generar algoritmos de machine learning que se nutran desde los datos obtenidos de la pantalla del dispositivo, así como de los paneles técnicos y de otra serie de tecnologías avanzadas que se están implantando en la actualidad a fin de generar modelos predictivos, en particular sistemas de recomendación, que permitan a las empresas tomar decisiones estratégicas y anticipar problemáticas relacionadas con el material promocional. A partir del desarrollo completo de este primer expositor ya con las mejoras implantadas, está prevista, en el marco del proyecto, la aplicación del método sobre un conjunto de distintos displays o expositores a definir y/o sobre las propias piezas cerámicas, para generar un concepto global, a modo de tienda digital cerámica. Un prototipo integral que recoja todas las necesidades reales de la tienda respecto a las opciones de merchandising más comunes, bajo un software, programa digital y aplicación común ya desarrollados en el proyecto DATAKER PROMOCIÓN.